Jesús, ¿estás seguro que quieres nacer este año de nuevo?

 

 

- ¡Hola Jesús!

     

- ¡Hola, amigo!

     

- Bueno, por el ultrasonido, veo que falta poco para Navidad…

     

- Sí, falta poco…

     

- No te puedo explicar cuánto me emociona tu ultrasonido!! 

     

- A mí también me encanta. ¡No te imaginas qué lindo está aquí, en la panza de Mamá!

     

- Sí, me imagino!  Bien, quería este año adelantarme, y hacerte una sugerencia...

     

- ¡Claro! ¡Dime!

     

- Bueno…  ehhh….  ¿Sería possible que este año no vengas?

     

- ¿Cómo?

     

- Sí, que este año no vengas.

     

- Pero…  ¿cómo?...  Mira… yo hago lo que el Padre me pide.

     

- Pero ¿puedes hablar con El, de que este año no nazcas?

     

- No entiendo, ¿por qué? ¡Es que tengo una misión!

     

- Sí, pero... Si supieras con lo que te vas a encontrar... Hay muchos que no te quieren, que no quieren escuchar tu mensaje.

     

- Mira, yo me hice hombre hace dos mil años. Pero cientos de años antes, mi Padre envió mensajeros para preparar mi llegada. Muchos mensajeros, que anunciaban que yo vendría al mundo para salvarlos. Abraham, Moisés, Isaías, Jeremías, Ezequiel…  Mi Padre selló una Alianza con el pueblo, renovada constantemente. Mi Padre nunca falló a esa Alianza, y hace dos mil años, me envió al mundo, para cumplir con su promesa.

     

- Sí, ya sé. ¡Es absolutamente increíble! Mira, ¡se me pone la piel de gallina!

     

- Bien, lo que te quería contar, es que cada vez que mi Padre enviaba un profeta, para ayudar al pueblo, lo mataban.

     

- Sí, ya sé. Siempre me acuerdo de "Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que construyen los sepulcros de los profetas y adornan las tumbas de los justos diciendo: Si hubiéramos vivido en el tiempo de nuestros padres no nos habríamos unido a ellos para derramar la sangre de los profetas." Mt, 23, 29-30

     

- Sí… Les dije algo más. "¡Serpientes, raza de víboras! ¿Cómo podrán escapar de la condenación eterna?" Veo que muchos creen que soy sólo bueno, pero soy también es inmensamente justo. Y digo lo que tengo que decir, donde lo tenga que decir.

     

- Sí. ¡Y así te fue!

     

- Así es. A mí no me trataron mejor. No podían soportar la verdad. No les interesaba la verdad. La verdad les hacía temblar. Yo no podía haber nacido más pobre. Mi mensaje fue de amor radical, de humildad, de pobreza, de filialidad: si no se hacen como niños, no entrarán al Reino de los Cielos… Para ayudarles en la fe en mí, hice miles de milagros. La condición para hacerlos, era que creyeran en mí. Los pobres, creían de corazón, pero los “sabios”, los escribas y fariseos, buscaban excusas para acusarme, por ejemplo, porque curaba en sábado, hasta que tramaron crucificarme.

     

- Bueno, Jesús, así de terrible como suena, para eso te envió el Padre, para cargar en la cruz con nuestros pecados.

     

- Sí. Sólo en el cielo sabrás lo que sufrí por ti, por abrirte el camino al cielo.

     

- Sé que jamás podré agradecerte suficientemente. ¡Jamás!

     

- Bien, a lo que iba… Después de dos mil años, con toda la expansión de la Iglesia, San Pablo, y tantos santos, seguramente el mundo ya cree en mí. Y quiero volver cada año, quiero nacer de nuevo en todos los corazones, para amarlos, para sanarlos, para salvarlos.

     

- Jesús, tú lo sabes todo, y sabes … eh…no sé cómo decirlo, bueno, no es que se te haya reemplazado, pero ahora en Navidad, en muchas casas, ya no se dice: “viene el Niño Dios a bendecirnos y nos traerá regalos”, sino que hay un gordo panzón que baja por la chimenea para cumplir con los deseos de los niños.

     

- Ah… ¿y viene a traerles paz?

     

- No… regalos.

     

- Ah, ¿y les sonríe con el alma?

     

- No, se rie a carcajadas… jo, jo, jo.

     

- ¿Y qué hay que hacer para hablar con él? ¿Está siempre con su corazón anhelante?

     

- Bueno, hay que hacer fila para sacarse una foto con él. Son sólo veinte pesos.

     

- ¿Y conoce el alma de cada uno?

     

- No, no los conoce.

     

- ¿Cómo, no sabe ni sus nombres?

     

- No, él le pregunta a cada niño por su nombre.

     

- A ver si entiendo. Para festejar mi venida, la gente no va a misa, no prepara su corazón, no hacen ya las posadas, no se arrepiente de sus pecados, no hace la paz con sus enemigos, no limpia el corazón, sino que…

     

- Me temo que sí… No todos pero muchos…muchos, muchos! Corriendo como locos para comprar regalos, conseguir mejores precios, decorar la casa, hacer la mejor comida… Y llegan agotados al 24 a la noche, pero hacen unas fiestas maravillosas.

     

- Ahá…  ¿y para el alma?

     

- ¿Qué?

     

- ¿Para el alma?

     

- Bueno, la felicidad! Un desafío de Navidad es superar al regalo del año anterior. Por ejemplo si compraste una cámara Canon de 12 megapixels, este año tendría que ser una de 21. Si compraste un i-phone, este año un i-pod, pero claro, el touch. ¿Te imaginas lo feliz que te puede hacer superarte de esta forma?

     

- Sí, ¡me imagino! ¡Guauu, 21 megapixels, i-pod touch, qué felicidad!

     

- ¿Me lo dices en serio?

     

- Sí, claro. Me imagino la felicidad que da. I-pod, i-phone, i-soledad, i-consumo, i-no te conozco, ay tristeza, hay deudas, hay TV, no i-familia, no i-corazón, no i-Dios.

     

- Bueno, te lo dije… El capitalismo cambió todo. Y nosotros somos muy vivos. Seguimos sin pestañar las órdenes de los que nos manejan. Pero siempre es para liberarnos, para ser felices.

     

- ¿Y son más felices?

     

- Bueno, algo falla en el camino. Yo no dije que éramos más felices. Yo dije que lo hacíamos para ser más felices.

     

- ¿Y son más felices?

     

- No.

     

- ¿Son más infelices?

     

- Sí. Pero no sé por qué. Somos cada día más libres. Sexo libre, cualquier cosa que se te ocurra hoy es buena, no existen más aberraciones, rompimos con los esquemas antiguos de fidelidad, cada uno puede hacer lo que quiere con su vida. Hemos logrado borrar la conciencia. Bueno, casi. Lo que era malo, según los medios y la publicidad, es bueno. Y lo que era bueno, ahora es malo. Nos estamos superando constantemente. Hasta logramos quitarlo a Dios de muchas mentes…  Estamos en camino de la liberación total.

     

- ¿Y son más felices?

     

- Bueno, eso es lo que no entiendo. Nunca hubo más angustia, nunca más matrimonios rotos, nunca tanta violencia, nunca tantos suicidios, tanta droga, tanta juvenud sin rumbo, tanto alcohol, tanta inmoralidad, tanta corrupción, tanta miseria, tanta hambre, tantos niños sin padres...

     

- Entiendo…y para Navidad, cambian la redención, el perdón de los pecados, el amor infinito de Dios, la vida eterna, la felicidad, el orden en la vida...  por un gordo panzón!

     

- Bueno, Jesús, yo te decía que este año no vengas. Está difícil la cosa con la religión.

     

- ¿Y cuándo no lo estuvo? ¡Dime! En qué época no hubo millares de mártires, perseguidos por la fe, torturados por dar testimonio de mí, masacrados por ser cristianos… No existe época en la que no se haya perseguido a la religión. Hoy mismo en muchas ciudades con mayoría musulmana no se celebra misa de Navidad, por las masacres que se perpetran día a día contra cristianos, sólo por ser cristianos.        

     

- Bueno, pero y además la campaña sutil.

     

- Exacto. Cada vez que mi Enviado habla, los medios aprovechan para cambiar quizás sólo una preposición, pervirtiendo el sentido de lo que dice, y aprovechando para bombardearlo con ataques, para crucificarme de nuevo. Ya sé. Sé que no me quieren. Sé que odian la verdad, como los fariseos. Creen que atacando a mis profetas, pueden cambiar la verdad.

     

- Bueno, hablando de cambiar la verdad, tú también tienes que ajustarte a los tiempos…

     

- ¿Qué quieres decir?

     

- Espero que no te ofendas, pero, con todo respeto, tú eres un feto. Un fetito, maravilloso, lindo, divino, pero nada más que un feto.

     

- Bueno, si un niño por nacer es un feto, pues soy un feto. ¿Cuál es el problema?

     

- Es que tú no eres un niño por nacer. Las verdades cambian. Nosotros nunca mataríamos a un niño. Pero hay tantas cosas que pasan… hay fetos mogólicos, fetos no amados, fetos con deficiencias físicas… Esos fetos no deben nacer. Nosotros somos muy avanzados, muy morales, muy progresistas. Jamás mataríamos a un niño, ¡por el amor de Dios!

     

- Y una pregunta… Cuando mamá y papá aman desesperadamente a esa vida que yo les regalé, y todavía no saben ni el sexo, ni salud del feto, ¿cómo dicen? Uy, mira, el fetito me pegó una patada…  o, ¿ya tienes el ultrasonido del fetito?, o, ¿vamos a comprar la ropita para cuando nazca el fetito?

     

- ¡No entiendes! Es que cuando lo amas, es parte de tu vida misma. Por ese niño, eh… feto, hasta darías tu propia vida, porque es tu propio feto…

     

- Mi Padre, desde toda la eternidad, amó a cada persona, a cada hijo. Nacido o no nacido, enfermo o con salud, inteligente o mogólico. En sus sabios planes estabas tú, desde toda la eternidad, y estaban todos los niños y adultos, desde que comienza sus vidas en la panza de la mamá. ¡Sólo Dios tiene el derecho de decidir por una vida humana! Los designios de Dios son inescrutables acá en la tierra. Ya verás que en el cielo entenderás todos los porqués. ¡Y basta de tus eufemismos insoportables!

     

- Es que te estás posicionando en contra de los sectores progre de la sociedad.

     

- ¡Uy, que miedo!

     

- ¿Te quieres hacer amigo o enemigo de la gente?

     

- El que seamos amigos o no, no depende de mí, sino de cada uno de ellos, de ti….

     

- Para llegar a ellos, tienes que hablar su lenguaje, sentir como ellos, creer lo que creen ellos…  ¿Qué esfuerzo haces tú para llegar a la gente?

     

- Sí, tienes razón. Sólo les di la vida, les regalé una familia, un cuerpo, un alma, una conciencia, un mundo entero para que lo disfruten, un sol, estrellas, inteligencia, sexo para plenificar su amor, amor de verdad, un universo entero, para que lo administren todo con sabiduría y respeto…  Me hice hombre, como ellos mismos, para mostrarles el amor inmenso de Dios hacia cada uno de ellos, y morí en la cruz por cada uno de ellos.

     

- ¿Por qué necesitamos siempre a alguien que nos lo recuerde? ¿Por qué siempre torcemos nuestro camino?

     

- Dímelo tú.

     

- ¿Por qué mientras que la mitad te es fiel, la otra mitad se aleja de ti, o hasta te tiene por enemigo?

     

- La verdad libera. Pero sólo al que la acepta libremente. Pienso en tantas mentiras, en la televisión, en muchos millonarios, en muchos políticos. No se detienen nunca, quieren más y más. Pienso en Planned Parenthood, “paterninad planeada”. Quieren planear la paternidad y maternidad, no proyectando el amor de la pareja, sino eliminando a su hijo concebido. Su lema es “choice”, elección. O sea, que cada uno pueda elegir abortar o no.

     

- Bueno, pero eso es muy democrático. Nadie está obligado a abortar.

     

- Tampoco nadie está obligado a envenenar a nadie. Pero no podemos aceptar que envenenar sea legal, porque es choice, libre elección, “cada uno elige, nadie está obligado a envenenar a nadie”. Planned Parenthood llama a sus abourtuarios “centros de salud”!! Su publicidad de Navidad no es PEACE ON EARTH, Paz en el Mundo, como en todo el mundo, sino CHOICE ON EARTH, elección para matar a niños inocentes. ¿Cuánto peor pueden ir? Ese es su regalo de Navidad: ¡matar a un niño inocente!

     

- ¿Por qué odian tu ultrasonido? Para negar la religión, "usan" la ciencia, que claro, no se contradice con la religión. Pero ahora aceptan el valor científico del ultrasonido… y dicen que es propaganda pro vida.

     

- Ellos mismos caen en su propia trampa. La verdad es obvia. La vida es obvia.

     

- Sí…

     

- ¡Yo los amo tanto! Y perdono de corazón a quien se arrepiente de corazón. Sé que muchos y muchas deben cargar con la cruz de un gran pecado, como puede ser un aborto. Quiero que sepan que si me buscan, si se arrepienten de corazón, van a encontrar paz aquí y en el cielo. Muy distinto son los que para justificar su pecado, lo niegan, e invitan a otros a quitar la moral de su conciencia. Lo que dije a los fariseos, se lo digo hoy a ellos: “¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que cierran a los hombres el Reino de los Cielos! Ni entran ustedes, ni dejan entrar a los que quisieran.” Mt, 23, 13

     

- Bueno, Niño rebelde, al final, ¿vas a nacer este año de nuevo? No sabes en la que te metes. Es verdad, hay millones y millones que te esperan. Pero muchos más, que sabiendo que vienes a salvarlos, te ignoran, y otros, que te combaten a muerte. Eso es peor que la ignorancia. Y con la excusa de los errores de la Iglesia, que no son pocos, aprovechan para de a poco, quitarte a ti del medio. Es que… vamos a reconocer, tu mensaje no es nada fácil.

     

- Jamás dije que mi mensaje sea fácil. Lo que sí dije, es que es liberador.

     

- Bueno, ¿vas a nacer este año de nuevo? La perspectiva no es muy buena.

     

- Mientras haya un pecador en la tierra, seguiré viniendo. Para sanarlo, para bendecirlo, para redimirlo. Recuerda que el Buen Pastor deja las 99 ovejas para ir a buscar la que había perdido. ¡Así los amo a cada uno!

     

- Me gustaría esperarte, ¡pero estoy tan perdido! Hace tantos años me alejé de ti. Si supieras lo que es mi vida…  aunque sé que lo sabes… Ante los hombres, me hago el superado, como que no te necesito, pero tú sabes que sin ti, no soy nada.

     

 

- Dos cosas. Busca a mis profetas. Son hombres de carne y hueso, que viven en el mundo para llevar mi mensaje de amor. Son pecadores, como todos, pero yo los elegí. Lo elegí a Pedro, y los elegí a ellos. Son llamados a ser santos, a vivir mi mensaje de amor radical, y a compartirlo con los demás. Son los más atacados. Tú apóyalos y ayúdales a ser santos y a llevar mi mensaje.

     

Y... sé como niño. Humilde, sencillo, búscame de corazón. Si eres niño, y sólo si eres niño, podrás entrar en el Reino de los Cielos. Si te arrepientes de corazón, no cuentan tus pecados, sino tu amor. Bueno, me voy a dormir, que en unas horas llegamos al establo y desde allí quiero brillar para traer alegría a todo el mundo...

 

 

Jesús está por nacer...

 

Tom Jones desea compartir su alegría con esta canción. (click). Con qué fe le canta al mundo que los hombres tendrán vida eterna gracias a que Jesús vino al mundo.

 

 

 

 

Long time ago in Bethlehem

so the Holy Bible said
Mary's boy child Jesus Christ

was born on Christmas Day.

 

While shepherds watch their flocks by night,

they saw a bright new shining star,
and hear a choir from heaven sing,

the music came from afar.

 

Hark now hear the angels sing

a new king born today,
and man will live for evermore

because of Christmas day.

 

Now Joseph and his wife, Mary,

came to Bethlehem that night,
they found no place to bear her child,

not a single room was in sight.

 

Hace mucho tiempo en Belén

nos relata la Biblia

el hijo de María, Jesús,

nació en el día de Navidad.

 

Los pastores cuidaban sus rebaños de noche

cuando vieron brillar una nueva estrella,

y escucharon un coro celestial

que venía de lejos.

 

Oye, los ángeles cantan,

un nuevo rey nos ha nacido,

y los hombres tendrán vida eterna

gracias al día de Navidad.

 

José y su esposa María

llegaron a Belén aquella noche.

No encontraron lugar para dar luz al niño,

ni una habitación disponible.

 

 

¡Imposible no emocionarse al escucharla!

 

¿Será que podremos volvernos a Jesús hoy mismo?

 

 

Villancicos en la estación de ferry de Nueva York

Como muchos saben, todos los años salgo a la calle a cantar la alegría de Jesús nace para salvarnos. No puedo contenerlo.

Este año fuimos con Néstor, desde Washington, DC, donde vivimos, a Nueva York. Fue el lunes de esta semana (20 de diciembre). Partimos a las 4:40 de la mañana y llegamos a las 9 de la mañana. Pedimos el permiso habilitante, pero no lo conseguimos con anticipación. Nos arriesgamos, fuimos de todas formas, esperando recibirlo en Staten Island, uno de los condados de Nueva York, desde donde parte el ferry cada media hora con unos 500 pasajeros hacia Manhattan . Al llegar, tuvimos la gracia de recibir el permiso, y así nos dirigimos al hall de espera, donde se congregan los pasajeros para tomar el ferry.

Ni bien comenzamos a cantar, se nos unió Valentino, un neoyorkino de padres puertorriqueños, que suele pasar el día con los homeless, los sin techo de la terminal. Como acostumbramos a hacer, le dimos el micrófono, y nos impactó no solo con la voz, sino con la emoción con la que canta los villancicos.

Dado que la gente desea colaborar, ponemos una bolsita donde pueden poner su "dólar". Luego enviamos la recaudación a una casa de niño en Latinoamérica.

El tema es que cuando cantaba Valentino, caían también billetes de cinco dólares. ¡Maravilloso!

 

 

 
Epoca de gran tolerancia y libertad religiosa y de expresión (excepto para valores cristianos)

También cantamos el martes. Al llegar, tuvimos una sorpresa. Desde la oficina de Administración de Puertos, vinieron a informarnos que había gente que se quejó porque el día anterior entonamos canciones de tinte religioso (villancicos) en un lugar público. Ya había habido dificultades por unas figuras de Jesús, María y José, que se tuvieron que retirar de la terminal, porque son religiosas. Nueva York es una ciudad con muchos judíos y también musulmanes, y si bien muchos de ellos son muy buenos, hay otros que son muy fanáticos, muy poco tolerantes y atacan frontalmente toda expresión de fe cristiana. Un claro ejemplo de ello es el periódico New York Times. Pues bien, se retiraron las figuras cristianas, pero también la menora, candelabro judío de 1,5 m. de altura que todos los años era colocado para competir con la Navidad. Quedaron sólo dos árboles de Navidad. (Digo lo de la competencia con la Navidad, porque así me lo cuentan mis amigos judíos. Antes no se le daba importancia pública a Hanuka. No era una festividad tan importante para los judíos, pero ahora la hacen pública para, literalmente, competir con la Navidad).

 

Las quejas sobre nosotros fueron por cantar canciones religiosas, por exponer una imagen cristiana y por cantar con un homeless!! (sic)

Mi respuesta: Interesante, estamos en el país de la libertad de expresión, de la libertad religiosa y de la tolerancia. Pero, siendo un país de mayoría cristiana, no se tolera que uno cante villancicos en público, ante la celebración más importante que tiene la nación! Como dije anteriormente: cuando se habla de tolerancia, se trata siempre de tolerancia de los cristianos hacia los demás, no al revés.

 

Si hubiera un conjunto judío cantando, cómo lo festejaríamos. Yo mismo bailaría. Pero ellos no soportaron el cristianismo hace dos mil años, y algunos de ellos siguen sin soportarlo!

En Argentina se expuso en un lugar público simbología de las "fiestas". Un árbol de Navidad, el gordo panzón, la menora, símbolo religioso judío, pero insólitamente, (o no) ningún signo religioso cristiano, ningún Niño Dios, cuando en realidad, todas las celebraciones giran en torno a la Navidad!

 

Pues bien, siguiendo con la estación de ferry, el lunes fue incluso gente de medios de comunicación, atraídos por los villancicos. Pero no es lo que piensan... todo lo contrario! No era para hacer una nota sobre los festejos de Navidad, sino para exponer la realidad de que en un lugar público se efectúa una actividad con tinte religioso, lo que es totalmente inaceptable en un mundo pagano. Así es como va avanzando el retroceso espiritual, que se exporta a todo el mundo. Dan las órdenes de consumir lo que en el fondo nadie necesita (incluyendo basura -perdón por el realismo-), ¡pero cuidado con cultivar valores espirituales! Y después se rasgan las vestiduras por lo mal que anda el mundo...

 

El próximo año esto va a cambiar, afirmaba la funcionaria, dando a entender que quizás no recibiríamos la autorización para cantar, o que tendríamos que hacerlo durante el fin de semana.

Pues bien, créase o no, pero en siete años, es la primera vez que vienen de la Administración de Puertos a informarnos sobre una dificultad. Y coincide con la primera vez que vemos llegar a tres maravillosas personas vestidas de azul, que aceptando nuestra invitación reciente, vinieron a cantar con nosotros. Humanamente hablando, de siete años, fueron los cinco minutos más delicados, o sea, para nada conveniente la expresión religiosa agregada. Pero la Virgen las había enviado, y cuando ella habla, no cuentan las especulaciones humanas. Si queríamos quitar un mínimo de tinte religioso al canto ante la funcionaria, con la llegada de las tres Hermanas, sólo lo multiplicamos. ¡Increíble e insólito! De película.

 

Y es así que pudimos compartir el canto con las Hermanas Iraida y Angela, y la compañía de la Hna. Sophy Ann, que vinieron desde el Santuario de Schoenstatt de Nueva York. ¡Maravilloso!! 

 

 

Aquí Noche de Paz en la estación de ferry (click)

 

 

Y aquí Feliz Navidad (click)

Comparar con José Feliciano (click)  :-)

 

 Esperando el ferry... 

 

El año que viene

Si nos censuran el año que viene, iremos un grupo más numeroso a cantar. No nos pueden prohibir cantar. El permiso que conceden es para utilizar el equipo de sonido, pero no hay una ley que prohiba cantar sin micrófono.

El cristianismo se expandió por el mundo cuando fue perseguido en Israel. Así surgió la diáspora. Pues bien, si nos prohiben cantar con micrófono, pues seremos más el año próximo, para transmitir la "tolerancia" y el amor de Jesús, e iremos con posters bonitos que se vean de más lejos. Dime si quieres venir con nosotros.

 

Unas cositas personales...

 

- De nuevo me salió muy corto el saludo navideño. Prometo ser un poco más extenso el próximo año :-)

 

-Si quieres unirte a la campaña de llevar el espíritu de Navidad a la calle, puedes acceder a esta dirección: http://www.navidadalacalle.org/ y enviar tu testimonio. ¡Juntos podemos hacerlo!

 

- Me encanta cuando recibo un saludo navideño con un toque personal, por ejemplo con una foto de la familia, de lo que más queremos...  Aquí va la mía...  con Martín, de 7 años, y Erica.

 

- Aquí te comparto algo muy lindo. Festejos de Schoenstatt en la parroquia de Lourdes, en Maryland, Gran Washington, DC, donde tengo la gracia de trabajar con la catequesis hispana, con familias inmigrantes. (click)

 

- Si quieres estar actualizado con las noticias de Schoenstatt, pues aquí las tienes. Te puedes suscribir a un email con noticias semanales en español o en otros idiomas: www.schoenstatt.de

 

- Noticias de la Iglesia desde Roma: www.zenit.org. Noticias de la Iglesia desde Latinoamérica: www.aciprensa.com. Noticias de la Iglesia en Argentina: www.aica.org.ar. Todos te envían, si quieres, emails gratuitos con información fidedigna, con la verdad que no vas a leer en los periódicos.

 

- Y aquí el ofrecimiento de siempre para Pascua y para Navidad. Es tan decisivo para nuestra vida el conocer a Jesús a través de las Escrituras, es tan impactante el paso de mi vida por sus páginas, es tan distinto conocerlo a Jesús a través del testimonio de los hombres sencillos que vivieron con El, que quiero ofrecerte enviarte un Nuevo Testamento "de papel".

A una Biblia digital puedes acceder aquí. (click)

Pero si no lo tienes, te quiero enviar un Nuevo Testamento "real" a tu casa. No me importa en qué parte del mundo vives, yo te lo enviaré.

 

- Prometo contestar todos los emails personales que reciba. Sólo dame unos días, ¿sí?

 

- Mándale a todos tus contactos tu saludo de Navidad.

 

- Aportemos en esta Navidad a una causa de personas necesitadas. ¡Demos hasta que duela!  Proyectos no faltan. Aquí van dos: Penny Power en USA para niños pobres en República Dominicana: adentice@wi.rr.com. Casa del Niño María de Nazareth en Argentina: http://www.casadelninomaria.org.ar/ (se puede aportar con tarjeta de crédito)

 

Compremos menos, y regalemos más. Démosle tiempo a nuestra familia. Apaguemos el televisor. No i-phones, i-pods, i-loquesea en los festejos de Navidad. Familia. Perdón. Un perdón vale más que mil i-phones touch o que un televisor de cinco millones de pulgadas.

Hazte el regalo de tu vida. Búscalo a Jesús esta Navidad. Si tuvieras una idea con qué amor te espera, correrías ya mismo hacia él.

El te va a dar absolutamente todo lo que necesitas para ser feliz.

 

¡Que tengas una feliz y bendecida Navidad!

Enrique Soros

 

 

 

   1   2  3